EspañolCatalàEnglishDeutschрусский
  • info@brillosa.com
  • 971 900 450
Noticias

¿Conoces los verdaderos peligros del cloro y la lejía? La química del cloro es causante de diversos problemas medioambientales.

Cloro
23 de marzo de 2015

Hoy queremos compartir contigo este artículo, publicado por el boletín de la Asociación Vida Sana, que muestra los peligros e incidencias que supone el uso del cloro y propone su sustitución por otro tipo de productos, menos contaminantes y que no revistan riesgos para la salud.

Pero antes queremos que entiendas que, del uso de la Lejía se deriva la formación de cloraminas, que son cancerígenas y se les atribuyen también influencia en los procesos asmáticos. Además, en comparación con los desinfectantes que utilizamos en Brillosa, la lejía no tiene poder remanente de desinfección. El hipoclorito de sodio, cuya disolución en agua es conocida como lejía, es un compuesto químico, fuertemente oxidante de fórmula NaClO. Contiene cloro en estado de oxidación +1, es un oxidante fuerte y económico. Debido a esta característica se utiliza como desinfectante, además destruye muchos colorantes por lo que se utiliza como blanqueador. En disolución acuosa sólo es estable en pH básico. Al acidular en presencia de cloruro libera cloro elemental, que en condiciones normales se combina para formar el gas dicloro, tóxico. Por esto debe almacenarse alejado de cualquierácido. Tampoco debe mezclarse con amoníaco, ya que puede formar cloramina, un gas muy tóxico.

La lejía es usada frecuentemente en hogares, como oxidante en el proceso de potabilización del agua. El hipoclorito de sodio se utiliza también como desinfectante en piscinas, ya sea por aplicación directa en forma de líquido, pastillas concentradas o en polvo, o a través de un aparato de electrólisis salina por el que se hace circular el agua de la piscina. Este producto químico se puede también utilizar como blanqueador para las fibras textiles, así como para desinfectar los lavabos gracias a su poder fungicida y bactericida.

Sin embargo, de acuerdo con el artículo, la química del cloro es causante de diversos problemas medioambientales. Entre ellos figuran los gases que contienen cloro, como los clorofluorocarbonos que destruyen el ozono estratosférico y son potentes gases de efecto invernadero; los plaguicidas organoclorados como el DDT (dirclorodifeniltricloroetano) que dañan la capacidad reproductora de numerosas aves o los efectos tóxicos del agente naranja usado en la guerra de Vietnam que persisten y siguen ocasionando muertos 25 años después.

La industria del cloro es la causa de la formación de las dioxinas, agentes cancerígenos y teratógenos con una toxicidad determinada por la cantidad y la posición del cloro. Las dioxinas son tóxicas porque, aún en pequeñísimas cantidades, son muy potentes y se comportan como si fueran hormonas naturales, actuando dentro de las células de nuestro organismo. Del 1 al 5% del cloro es utilizado para potabilizar el agua, siendo éste uno de los pocos usos admisibles del cloro (aunque existen alternativas). De hecho, ya hay diversas ciudades europeas como Ámsterdam, París, Berlín y Munich, que ya no utilizan cloro, puesto que la desinfección del agua puede realizarse utilizando otros medios como el ozono, (que consigue de forma natural y ecológica purificar el agua, mejorar el sabor, olor y color y atacar bacterias y virus de un modo rápido y efectivo), la radiación ultravioleta combinada con agua oxigenada y en general, con la prevención y eliminación de la contaminación del agua.

Cabe resaltar que al reducirse el consumo de cloro para la producción de productos peligrosos como el DDT, el lindano, los PCBs y los CFCs que destruyen la capa de ozono, el PVC se convirtió en el “sumidero” para los excedentes de cloro, y actualmente, el PVC consume ya el 40% del cloro producido en Europa. El problema que presenta el PVC es que no es biodegradable y su reciclaje presenta enormes dificultades. De acuerdo con el artículo, la totalidad de los usos del PVC son fácilmente sustituibles por otros productos y materiales, como vidrio, caucho, metal, madera u otros plásticos menos tóxicos como el PET (polietilentereftalato), el propileno o el polietileno. Finalmente, el artículo concluye afirmando que el debate sobre los contaminantes orgánicos persistentes debería servir para avanzar hacia una producción limpia en la que cloro no tuviese lugar.

Si te ha parecido interesante esta información pero deseas aclarar algún punto o conocer nuestra forma de trabajar, estaremos encantados de atenderte.

Teléfono: 971 900 450 Fax: 971 900 449

Email: info@brillosa.com

Fuentes:

http://www.wikipedia.org

http://www.itelspain.com

Noticias

Destacado

Pida presupuesto

Garantía de calidad

Infinity-Loop@2x

ISO 9001

Poseemos la certificación de CALIDAD que acredita nuestro sistema de gestión bajo la norma ISO 9001, con la que garantizamos la satisfacción total del cliente, mediante el perfecto cumplimiento de nuestros servicios y la mejora continua.

Retina-Ready

ISO 14001

Hemos establecido un Sistema de Gestión Ambiental (SGA) efectivo, con el fin de reducir los impactos en el MEDIO AMBIENTE y tratar sistemáticamente cualquier asunto ambiental, al tiempo que cumplimos con la legislación en materia ambiental.

Chat@2x

OHSAS 18001

Fomentamos los entornos de trabajo seguros y saludables al identificar y controlar coherentemente los riesgos de salud y seguridad. Tratamos de reducir el potencial de accidentes, apoyado con el cumplimiento de las leyes y la mejora del rendimiento en general.

Chat@2x

EMAS

Estamos inscritos en el prestigioso Registro EMAS de la Unión Europea. A través de nuestra Declaración Ambiental suministramos toda la información necesaria para promover la mejora del comportamiento ambiental y la optimización de la gestión de los aspectos ambientales.

¿Está interesado en contratar nuestros servicios?

Póngase en contacto con nosotros y solicite su presupuesto personalizado